Nuevo proyecto: Casas para ex niños de la calle




El sueño de tener una casa es todavía un sueño lejano para muchos. Tener un hogar es una puerta para desarrollar una vida privada y establecer vínculos culturales, económicos y sociales con la comunidad local.


Todos los miembros de nuestro proyecto están en riesgo de exclusión social y han estado viviendo en la calle y/u orfanatos. Una vez que llegan a la edad adulta, continúan moviéndose entre albergues, hostales y organizaciones para los pobres. Son muchas las dificultades que encuentran para obtener documentos de identidad adecuados, subsidios o atención médica, ya que van cambiado de lugar de residencia constantemente, pero además, no pueden soñar con formar su propia familia, ya que no tienen un espacio permanente y privado para emprender su proyecto de vida.